Gstaad, paraíso para el jet-set internacional

Gstaad

¿Quién no ha oído hablar de Gstaad? Después de todo para ser un país que no figura mucho en las noticias, lo cierto es que Suiza tiene muchos sitios con fama mundial. Así como St. Moritz, Gstaad es la meca del jet set internacional y solo queda a dos horas de Zurich o Ginebra.

Se trata de una villa pequeña, casi sin coches, con hoteles, casas y chalets hechos con madera para conservar el estilo arquitectónico propio de las montañas, que se ubican en cuatro valles y que viven al ritmo de todos los eventos sociales y actividades deportivas que tienen lugar durante todo el año.

En invierno, por supuesto reina el esquí ya que hay unas 60 pistas de distintas categorías. Los cable carril llevan a los esquiadores a la montaña con un pase especial de turistas, el Gstaad Easyaccess Card, y allí arriba pasan todo el día pues hay muchas instalaciones preparadas para que nadie descienda antes de tiempo.

En verano, como en el resto de Suiza, los días cálidos invitan a pasear, a las largas caminatas, y a disfrutar de los festivales variados que organiza la ciudad. Hay festivales de música clásica, un campeonato de tenis ATP, carreras de mountain bike, campeonatos de golf, cabalgatas, parapente, tenis, voleyball en la playa y hasta una Copa de Polo.

Incluso, en este mes de enero se celebra el Festival de los Globos Aerostáticos en el Chateau-d’Oex, una experiencia impresionante pues ver los valles, las montañas y las villas desde las alturas no tiene precio.

Gstaad

Es en definitiva, una villa encantadora aunque claro, para el bolsillo promedio es un poco cara.

Si te animas a acercarte hasta Gstaad, decirte que que dista unos 148 km de Ginebra, unos 178 km de Zürich y 60 km de Berna.

Puedes llegar en tren, un buen sistema de transporte en el país, pero también en coche, si así lo prefieres.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Berna, Gstaad


Deja tu comentario