Château d’Oex, capital de los vuelos en globo

Château d'Oex

A medio camino entre Greyerz y Gstaad y a unos 1000 metros de altura se ubica una ciudad muy frecuentada durante el verano: Château d’Oex, la capital del Pays-d’Enhaut. Se trata de un sitio muy deportivo, un sitio para descubrir y maravillarse con la flora y la fauna alpina y la capacidad artesana de la gente que vive allí y que adorna sus chalets de una manera preciosa.

Esta región turística se comunica con la región del lago Lemán a través del Col des Mosses o el ferrocarril Montreux- Oberland bernés y gracias a estas vías de comunicación y a su clima tan agradable, se ha convertido en el destino favorito de muchos suizos, especialmente de aquellos que adoran volar en globo.

Si os gusta la idea de ver los campos desde el cielo este vieja se ofrece todo el año. Bien, que en verano podemos hacer excursiones a la Pierreuse, la reserva natural mas grande de Suiza, andar en bicicleta por su extensa red de rutas señalizadas, practicar deportes en el río Saane o hacer rafting en el Vanel o el Gérignoz.

Château d'Oex

Y en invierno, esquí. Allí hay siete instalaciones con más de 40 km de pistas, pero si queremos mas variedad siempre podemos trepar al tren y acercarnos a Gstaad, Schönried o Saanenmöser.

Os hablamos antes de los vuelos en globo, bueno, en invierno también pueden realizarse, pero además está el Espace Ballon, un museo dedicado a la historia de los globos que puede visitarse siempre; y si seguimos con más actividades culturales pues tenemos el Museo Regional de Châteu d’Oex, la casa alpina donde vivía el pintor Henri Balthus, el tren panorámico Montreux-Berner Oberland o la aventura familiar que supone seguir los pasos del aventurero Mike Horn.

Ah, y no podemos irnos sin probar el queso Etivaz, la especialidad de la zona.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Château d'Oex


También te interesará...

Deja tu comentario