El Museo de la Cruz Roja Internacional

cruz roja

El Museo de la Cruz y la Media Luna Roja Internacional, correctamente hablando, se encuentra en la ciudad de Ginebra, sede a su vez de las oficinas centrales de esta organización humanitaria. Las exhibiciones de este lugar rastrean los orígenes de la Cruz Roja hasta 1862 desde los días de la labor humanitaria de la enfermera Florence Nightingale hasta los esfuerzos mas modernos de aquellos que quieren aliviar las consecuencias de los hechos humanos.

La verdad es que no es un sitio simple ya que haciendo uso de la última tecnología y combinándola con la historia y con el arte las exhibiciones del museo dan vida a una suerte de película en movimiento que habla del origen y el desarrollo de la organización, un grupo que nace a fines del siglo XIX y se desarrolla plenamente con el Siglo de las Guerras, el siglo XX.

Las distintas salas que lo componen ponen el acento en los varios objetivos de la fundación y una de las mejores es la que versa sobre los prisioneros en todo el mundo y las condiciones en las que viven en muchos países. Otra sala presenta información sobre la Primera Guerra Mundial, otra sobre el período entre guerras, hay otra de la Segunda Guerra Mundial, una del período que va de 1945 a la década del ’80, una de la Batalla de Solferino a comienzos de siglo y finalmente una sala dedicada a todos los actos de piedad.

museo de la cruz roja

Bien, que funciona en una especie de bunker que transmite una sensación de fuerza y una impronta que parece ser mil veces mas fuerte que el edificio de las Naciones Unidas que se encuentra cruzando la calle.

Información práctica sobre el Museo de la Cruz y la Media Luna Roja Internacional:

. Dirección: Avenida de la Paix, 17. Ginebra

. Cómo llegar: se toma el autobús 8 desde la estación de trenes Cornavin y se desciende en la parada Appia.

. Horarios:abre todos los días menos los martes, de 10am a 5pm. Cierra el 24 y 25 de diciembre y el 1 de enero.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ginebra


También te interesará...

Deja tu comentario