El Castillo de Eglet, en el cantón de Berna

castillo de eglet

Uno puede encontrar castillos a todo lo largo y ancho de Suiza, construcciones que han cautivado a muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia de la civilización occidental. Su elegancia y fortaleza son emblemáticos, símbolos de la Vieja Europa, y aquí en Suiza hay alrededor de 600 castillos en mejor y peor estado.

Dado el tamaño de Suiza y su población 600 castillos es mucho, ¿no es cierto? Pero son hermosos, son esa ventana al pasado feudal tan representativa del continente y los hay desde imponentes castillos de piedra construidos sobre colinas hasta castillos que se parecen más a residencias palaciegas, algunos extravagantes, otros que te dejan boquiabierto. Sí, el más popular y hermoso es el Castillo de Chillon a orillas del lago de Ginebra pero hay otros.

Uno de los menos conocidos es el Castillo de Eglet. Eglet es un pueblo pintoresco, perfecto pueblo de cuento de hadas, que está situado en las mesetas suizas. Tiene calles estrechas y casas maravillosas así que es de lo más turístico si lo piensas bien. Originalmente perteneció a los Condes de Burgundy pero después pasó a manos de los príncipes de Saboya.

La zona de Eglet es famosa por sus viñedos que producen vinos dulces, entre ellos la marca famosa Royal Eagle. Y bien, que es imposible recorrer el pueblo sin sentir la presencia importante de su castillo. La fortaleza fue construida por los príncipes de Saboya en el siglo XIII. Se quemó hasta sus cimientos en 1475 pero fue reconstruida poco después cuando el pueblo pasó a formar parte del cantón de Berna.

El edificio prinicpal del castillo combina distintos estilos arquitectónicos que provienen de distintos períodos históricos aunque sobresalen los elementos góticos que parecen unir todo el conjunto. La torre prinicpal alberga un museo con la historia de la industria del vino local y en el tour por sus salones interiores podrás ver antiguos muebles y archivos. Además, se puede visitar un edificio histórico que está cerca del castillo que alberga una rica colección de órganos musicales, incluida la copia en tamaño real del primer órgano construido jamás, en el año 246 d.C.

Foto 1: vía Switzerland Flexitours

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Berna, Castillos de Suiza


Deja tu comentario