Verano en Ginebra, clima y actividades

Verano en Ginebra

Ginebra es una de aquellas ciudades que siempre están en constante movimiento y en donde siempre encuentras algo que hacer, sin importar la temporada en la que vayas, así que el mes del año en el que la visites puedes disfrutar de diferentes actividades y paisajes.

Cada temporada en esta ciudad tiene sus propias atracciones y especialidades, así en unas épocas puedes ir a tomar el sol y nadar, mientras que otras son mejores para visitar museos, galerías y hasta edificaciones históricas.

Esta ciudad tan importante en Suiza queda a una altura considerable, a casi cuatrocientos metros de altura sobre el nivel del mar, y está justo al lado de un lago, del mismo nombre, lo que significa que las temperaturas allí nunca son ni muy altas ni muy bajas. Esto se debe al viento que llega del lago, que es el que modera las altas temperaturas, además las montañas de los alrededores crean una barrera contra la lluvia, lo que hace que sea una de las más secas de todo el país.

La temporada de verano es una de las más populares para los visitantes que quieren ir a Ginebra, porque muchos quieren disfrutar de los climas un poco más cálidos y del ambiente que se crea en las calles, ya que en estos meses se realizan varios eventos al aire libre. En esta época del año también es posible tener una excelente vida nocturna, porque el clima es perfecto para caminar por las calles llenas de cafés, restaurantes, pubs y discotecas.

Los días de verano en esta ciudad pueden ser tibios o calientes, con temperaturas que siempre están por encima de los veinte grados, y la humedad es la más alta de todo el año, aunque no llega a ser tanta que sea incómoda para los visitantes. Si quieres experimentar los meses más cálidos del año, te recomiendo ir en julio y agosto, aunque la brisa que viene del lago siempre hace que se sienta todo un poco más fresco.

Las temperaturas en horas de la noche en Ginebra son mucho más cómodas que las del día en el verano, y esta es la razón principal por la que muchas personas se mantienen despiertas hasta tarde y la ciudad se mantiene con un buen ambiente hasta la madrugada. Ya hacia finales de septiembre las temperaturas empiezan a bajar, en especial en las mañanas y las noches, y empieza a llover, lo que indica que hay que hacer planes que sean un poco más en interiores.

Foto Vía: ioulios

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Ginebra


También te interesará...

Comentarios (1)

  1. Cesa dice:

    suiza, suiza, suiza…. ERES UN PARAISO PERO EN LA TIERRA !!♥

Deja tu comentario