La geografía de Suiza

Alpes Suizos

A medida que se va conociendo Suiza los turistas pueden ver la gran variedad que tiene, lo que hace que sus paisajes sean diferentes en cada una de sus regiones. Además estas diferencias hacen que el clima sea diferente entre una región y otra, y dependiendo del lugar en el que estés y de la época del año puedes experimentar climas que van desde la nieve y el frío hasta unos que recuerdan un poco más el mediterráneo.

Suiza se divide geográficamente en tres regiones que son Los Alpes, la Cordillera del Jura y la meseta suiza.

Los Alpes

Los Alpes cubren una extensión aproximada de doscientos kilómetros y tienen una altura promedio de 1.700 metros sobre el nivel del mar, cubriendo casi dos tercios de la superficie total del país. En esta parte del país existen 48 montañas que tienen más de 4.000 metros de altura, alrededor de 1.800 glaciares y puedes encontrar la nieve a partir de entre los 2.500 y los 2.800 metros.

En esta región se han formado con el paso de los siglos varios valles en donde hay lagos como los conocidos Zug, Brienz, Sarnen, Thun o el de los Cuatro Cantones. En el centro de los Alpes existen tres macizos diferentes que son el Oberland bernés o los Alpes Berneses, los Alpes Peninos y el Macizo de la Bernina.

El Oberland Bernés tiene como punto de máxima altura el Finsteraarhonr, que está a 4.274 metros de altura y allí están otros picos reconocidos como el Jungfrau a 4.159 metros y el Aletschhorn a 4.195. En los Peninos se destaca la Punta Dufour a 4.636 metros de altura y el Monte de Rosa; además que en ellos está el valle del Ródano, que es el que separa a la región de Valais.

En los Alpes también está el macizo de San Gotardo que es el que separa los Alpes Occidentales, que están en los cantones de Valais, Berna y Vaud, de los orientales, que comienzan en el Cantón de los Grisones. Además los valles de varios ríos de importancia como el Ródano, el Ticino, el Rin Alto y el Reuss, que son los que dividen algunas montañas.

Los Alpes son posiblemente una de las regiones más visitadas tanto por turistas como por locales y es en ella donde se vive una gran parte de la identidad suiza que es conocida en el extranjero, como lo son sus paisajes con cabañas de madera, los quesos y el ambiente de relajación en medio de la naturaleza.

La cordillera del Jura

Esta es una cordillera que está hecha de piedra caliza y que se extiende desde el Lago Ginebra hasta el Rin, cubriendo aproximadamente un doce por ciento de la superficie total de Suiza. Estas montañas tienen una altura aproximada de setecientos metros sobre el nivel del mar y forma pintorescos paisajes en los que se cruzan valles de varios ríos.

La cordillera del Jura es la que forma la frontera de Suiza con Francia y Alemania, en el nororiente del país; y es el general de menos altura que Los Alpes. El pico más alto en esta parte del país está a los 1.683 metros en el pico Tendre y las ciudades más importantes están a unos 1.000 metros y entre ellas se destacan Le Locle, La Chaux-de-Fonds y Sainte-Croix, que son famosas porque allí se hacen los mejores relojes suizos.

La meseta suiza

Esta región, que también es conocida como Mitelland, es la parte que está entre Los Alpes y la Cordillera del Jura, cubriendo un 27 por ciento de la superficie de Suiza y teniendo los terrenos más planos del país. En la actualidad toda esta parte del país tiene principalmente colinas muy suaves que adquirieron esas formas en la erosión glaciar, que alcanzan alturas entre los 400 y 600 metros de altura.

Esta parte es la más poblada de todo el país, con 450 personas por cada kilómetro cuadrado, y allí es donde existen más granjas. Cuando se viaja por esta parte del país, desde el Lago Constanza hasta el Lago Ginebra, se puede ver esta cantidad de población porque no hay un sólo punto que no tenga presencia humana, así que cuando dejas un pueblo, muy cerca está el otro.

Sólo hay tres cantones que tienen todo su territorio sobre esta meseta y son el de Turgovia, el de Zúrich y el Ginebra, y varios tienen una buena parte en ella como son el de Argovia, el de Berna, el de Vaud, el de Lucerna, el de Soleura y el Friburgo. En cuanto al clima, en la parte más baja de la meseta hace una temperatura media de entre 9 y 10 grados centígrados, y la parte de los lagos Ginebra, Neuchatel y Biel, en enero tienen una temperatura máxima de un grado centígrado.

Foto Vía: photographerglen

Imprimir

Categorias: Informacion practica


También te interesará...

Deja tu comentario