Conociendo Suiza, costumbres y curiosidades

Jovenes militares suizos

Cuando alguien nos habla de Suiza, lo primero en que solemos pensar es en chocolate, queso o nieve. Sin embargo, hay muchas cosas de este bucólico país alpino que la mayoría de la gente desconoce. Por ejemplo, que Suiza es un país donde el nacionalismo está profundamente arraigado.

Sus habitantes, llevan con mucho orgullo eso de ser suizos. Es por eso que puedes encontrarte banderas suizas por todas partes, tanto en las grandes ciudades como en los pueblos más pequeños. Y esto en un país donde hay grandes diferencias culturales: hay cantones de habla alemana, otros de habla francesa y otros de habla italiana.

A pesar de que las tres son lenguas oficiales, hay aún un porcentaje considerable de ciudadanos que presentan grandes dificultades para comunicarse entre sí, teniendo que recurrir al inglés en muchas ocasiones.

También resulta curioso el hecho de que no es difícil encontrarse jóvenes militares armados por las calles. Si pensamos que Suiza es un país que se ha mantenido neutral durante las grandes guerras, parece un poco contradictorio. El servicio militar aún está vigente, por lo que todos los varones de edades comprendidas entre 19 y 31 años están obligados a cumplir en el ejército.

Aquellos que se declaren objetores de conciencia, tendrán que realizar tareas sociales un 50% más de tiempo que los militares. Además, quienes, por algún motivo, no puedan acudir a “la mili”, deben pagar un 3% más de impuestos hasta los 30 años. A

pesar de que Suiza no ha participado en ningún conflicto bélico desde 1815, se comenta que podría movilizar sus tropas en 12 horas. Así, los Alpes están salpicados de bases subterráneas y fortificaciones y los puentes albergan cargas para que, en caso de invasión, puedan ser fácilmente demolidos. Suiza cuenta con refugios anti-bomba con camas para el 95% de la población.

Resulta interesante ver que en muchas iglesias, se venden postales, estampas y cirios que se colocan en unas estanterías que nadie vigila ni nadie atiende. Si quieres comprar algo, lees el precio, lo coges y dejas el dinero.

Cabe mencionar también que el ejercicio de la prostitución es legal en Suiza y que tanto los burdeles como las prostitutas pagan IVA. También es legal el suicidio asistido: proporcionarle a quien no puede, los medios necesarios para morir, tema que en el resto de los países siempre ha estado rodeado de polémica y controversia.

En cuanto a la forma de ser de los suizos, su puntualidad nada tiene que envidiar a la inglesa. Además, están concienciados con el medio ambiente y se les facilitan muchos las cosas a los ciudadanos para que puedan colaborar en el reciclaje.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica


Deja tu comentario