Qué ver en Ginebra

Ginebra

Además de por su hermosa arquitectura y sus numerosos emplazamientos de interés turístico, Ginebra es una ciudad muy conocida ya que reúne las sedes de muchos organismos internacionales. Situada entre el lago Leman (popularmente conocido como lago de Ginebra) y las montañas alpinas y bordeada por el río Ródano, esta ciudad suiza cuenta con unos suburbios interesantes y de sutil belleza y presenta un casco histórico muy bien conservado.

Ginebra, que cuenta con una amplia historia a sus espaldas, es conocida mundialmente por la tolerancia, cualidad con la que se le vincula desde los tiempos de la reforma religiosa (siglo XVI). Debido a esto y a su tendencia a mantenerse neutral en los conflictos bélicos, esta ciudad se ha postulado como refugio de reputados religiosos y políticos.

Las calles de Ginebra, ciudad cosmopolita donde las haya, están salpicadas de curiosos monumentos, edificios o establecimientos con un encanto especial. Seguramente por éste motivo es uno de los destinos preferidos no sólo de turistas sino también de artistas y otras figuras públicas para escaparse del caos de la vida cotidiana y para disfrutar de la amplia variedad cultural de esta ciudad monumental.

Catedral de Saint-Peter

Lugar de obligada visita para los turistas y viajantes. Ubicada en pleno casco histórico, la catedral de Ginebra se empezó a construir en el año 1160 y, desde entonces, varios incidentes, entre los que se incluyen algún que otro incendio, han provocado la restauración del edificio. La torre norte de la Catedral ofrece unas hermosas vistas sobre Ginebra y sobre el lago Leman para aquellos que se atrevan a subir sus 157 escalones. En el siglo XVI, tras la reforma calvinista, se retiraron todos los adornos y se “decoró” de forma austera. En la actualidad presenta una hermosa fachada neoclásica del siglo XVIII.

La iglesia rusa

Se trata de una construcción de estilo gótico donde Calvino enseñaba sus doctrinas. En la actualidad todavía se pueden ver los muebles de aquella época así como documentos que atestiguan la historia del lugar. A la iglesia rusa de Ginebra acuden personas de todas las nacionalidades para oír la misa en su idioma.

El Reloj de Flores

Es, sin lugar a dudas, una de las estampas más fotografiadas del país alpino. Con el nombre “Reloj de las Flores” se conoce esta composición floral compuesta por más de 6500 plantas y que cambia de acuerdo con las estaciones.

Palacio de las Naciones Unidas

Emplazado en uno de los lugares más emblemáticos de Ginebra, la Plaza de las Naciones, este edificio se levantó entre 1929 y 1937 con el fin de albergar la Sociedad de Naciones. Mezcla de modernismo y clasicismo idealizado, en él se pueden visitar el salón de Sesiones y la Cámara del Consejo, cubierta con murales ilustrados con alegorías históricas. Dentro de este Palacio se ubica también el Museo Filatélico.

Lago Leman

Es el lago más grande de Europa. En sus orillas se levantaron pequeños pueblos con construcciones al más puro estilo tradicional suizo. Es un regalo para la vista: veleros surcando las aguas, bucólicos viñedos en los alrededores… por algo sirvió de inspiración a grandes artistas de todos los tiempos.

Museo Internacional de la Cruz Roja

Conocido también como Museo de la Media Luna Roja, alberga exposiciones de fotografía, cine y escultura y tiene por objetivo fundamental fomentar la importancia de los derechos humanos así como la labor humanitaria de la Cruz Roja internacional.

Otros sitios para visitar

– Maison Tavel: Monumento nacional que acoge el Museo de Arte e Historia de Ginebra

– Museo de Arte Contemporáneo y Moderno: Famoso por renovar sus exposiciones tres veces cada año

– Museo Internacional del Automóvil: Exhibe desde coches clásicos a coches de carreras.

– Museo Philippe Patek: Es un museo de relojes, considerado como uno de los mejores a nivel mundial.

– Museo de las Marionetas: Acoge una colección compuesta por más de 200 marionetas procedentes de todos los rincones del planeta.

Excursiones desde Ginebra

Desde Ginebra se puede acceder fácilmente a Lausanne, una de las ciudades más bellas de Suiza y situada tan sólo a 61 kilómetros. Un poco más lejos, a 93 kilómetros está la también hermosa Montraux, que se erige a orillas del lago Leman. Y si se quiere disfrutar de los deportes de invierno y de la nieve, el viajero puede trasladarse hasta Gstaad, una de las estaciones de esquí más frecuentadas del país.

Más información

Turismo en Ginebra

Guía de viaje a Ginebra

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ginebra


También te interesará...

Comments are closed.