Saint-Gingolph, pequeño pueblo histórico en la frontera

saint gilgolph en la frontera franco suiza

Normalmente, los que viajan a Suiza lo hacen con el afán de visitar sus principales ciudades. Sin embargo, hay pueblos suizos, pequeños rincones bucólicos que esconden mucha belleza e historia. Uno de ellos es Saint-Gingolph, una pequeña localidad emplazada a orillas del lago Leman (popularmente conocido como lago Ginebra). Saint-Gingolph está en plena frontera franco-suiza y la administración del lugar se la reparten los dos países.

El topónimo procede del personaje Gangulphus, un santo que vivió en esta ciudad compuesta por tan sólo una parroquia (iglesia y cementerio son considerados terrenos franceses), dos administraciones y dos sistemas jurídicos diferentes. Próximo a este pueblo se encuentra la también entrañable población de Evian-les-Bains, Monthey y Montreux, a la que se puede llegar por mar, tierra o ferrocarril.

Rodeada de montañas, Saint-Gingolph se extiende a lo largo de 8 kilómetros de costa, a la vera del lago Ginebra. Fue éste un lugar que cobró especial relevancia en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando la alta Saboya fue invadida por los ejércitos italiano y alemán.

Saint-Gingolph fue escenario de grandes negocios, matrimonios mixtos, contrabando de mercancías y refugio de judíos (que llegaban al pueblo empleando un túnel secreto que ya no existe). Así lo narra Zenoni André en su obra “Saint-Gingolph et sa región frontiere dans la Résistance (1940-1945)“.

Para los amantes del ferrocarril, hay una línea que parte de San Mauricio y Martigny y que termina en Saint-Gingolph. Los estudiantes de secundaria reciben sus clases en los liceos franceses mientras que los universitarios se suelen repartir por el resto del país alpino.

Como curiosidad, citar que estamos hablando de un pueblo tan pequeño que apenas se registran una media de tres matrimonios anuales. Tal y como apuntamos al principio, Saint-Gingolph es un lugar ideal para desconectar, relajarse, respirar aire fresco y conocer la belleza que encierran las montañas de los Alpes.

Precisamente, a menos de una hora en coche, podemos ir a esquiar en los Alpes suizos, con la estación de Crans Montana al este. Un poco más allá se sitúa la más conocida de Zermatt.

Foto vía Caradisiac

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viajar por Suiza


También te interesará...

Comentarios (2)

  1. Quisiera me enviasen informacion turistica, de la zona de
    Blonay

  2. Buenas, José:
    A continuación te dejo un enlace sobre el tren de Blonay-Chamby. En breve ampliaremos la información sobre esta comuna.

    http://sobresuiza.com/2009/11/22/el-pintoresco-tren-blonay-chamby/

    Saludos,

Deja tu comentario