El clima en Suiza

Clima-suiza

Podríamos pensar que dadas las dimensiones geográficas de Suiza se podría resumir su clima fácilmente. Pero lo cierto es que a pesar de su tamaño, Suiza presenta un clima peculiar, un tanto completo y muy diferenciado entre cantón y cantón. Todo ello se debe, principalmente, a los Alpes. Esta cadena montañosa hace un papel de barrera climática, dividiendo el país por completo en dos grandes partes.

Por un lado tendríamos la cara norte de los Alpes. Un lugar en el que vamos a encontrar unas condiciones climáticas marítimas marcadas por una pluviosidad abundante. Por otro lado tendríamos la zona del sur, que cuenta con un clima un poco más templado debido a la influencia mediterránea. La parte más templada del país correspondería con la región del Ticinio. Esta área sería la de transición hacia el Mediterráneo, por este motivo el clima es mucho más agradable.

A pesar de las grandes diferencias entre norte y sur, lo cierto es que el momento en el que más las notaremos será durante la estación invernal. Es justo en este momento cuando las temperaturas comienzan a descender bruscamente en la cara norte de los Alpes, y a pesar de que sería mentir si dijéramos que en la zona sur no hace frío, lo cierto es que son temperaturas mucho más suaves.

En cuanto a las lluvias, también encontraremos bastante diferencia entre una franja y otra. Generalmente son abundantes, no obstante, en las cotas más altas de las cadenas montañosas podremos tener lluvias más copiosas que terminan transformándose en grandes nevadas debido a las bajas temperaturas.

Cabe destacar que en el resto del país las lluvias medias oscilan entre los 600 mm y 1700 mm, siendo el momento con mayor riesgo aquellos meses de primavera y verano.

En cuanto a las estaciones, están perfectamente marcadas. Los otoños irán de septiembre a noviembre, momento en el que las hojas cambiarán de color y caerán al suelo y los frutos madurarán. Los inviernos se caracterizarán por la blanca nieve, que viste elegantemente los paisajes del país. En primavera, de marzo a mayo, los árboles florecerán y el verdor inundará los prados, mientras que en verano el sol y el calor llegarán, aunque no con muchísima intensidad.

En cuanto a la media en las temperaturas, los meses de julio y agosto contarán con una oscilación térmica de entre 18º y 28ºC; los meses entre enero y febrero entre 2º y 7ºC; y en primavera y otoño las temperaturas podrán variar entre 8º y 15ºC.

Cabe destacar que la temperatura puede variar muchísimo dependiendo de la altura y la hora del día, por tanto, siempre es recomendable un equipaje adecuado en el que figure alguna prenda de frío o incluso apta para la lluvia.

Con todo esto, podemos asegurar que la mejor época para visitar Suiza es la que va desde abril a septiembre. Aquí el tiempo será más agradable, además, los puertos de montaña permanecerán abiertos.
No obstante, si lo que queremos es disfrutar de deportes de invierno quizá nos interese más viajar en meses invernales.

Más información sobre Suiza:

Foto vía: infosuiza

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica


Deja tu comentario