Guía de viaje de Ginebra

Ginebra

Ginebra es la capital del cantón del mismo nombre y está considerada la segunda ciudad de Suiza tras Zurich. Para muchos es la ciudad internacional, ya que en ella tienen su sede la ONU y la Cruz Roja, lo que también la han convertido simbólicamente en la capital de la paz. A orillas del lago que le da nombre, y entre las cimas alpinas y las colinas del Jura, conforma uno de los paisajes más hermosos y pintorescos de Suiza.

El Lago Leman divide a la ciudad, que prácticamente se encuentra rodeada de territorio francés. A la derecha encontramos los principales hoteles y restaurantes, mientras que en la orilla izquierda se sitúa el casco viejo, la zona más turística y comercial. Este entorno hace de Ginebra una de las ciudades con mayor calidad de vida del mundo, aunque la mayoría de la gente la asocie con bancos y actividades financieras.

Ginebra es también conocida por sus relojes  o por el famoso Jet d’eau, un chorro de agua de más de 140 metros de altura que surge del lago. Asimismo en la ciudad se celebra el Salón Internacional del Automóvil, considerada la exposición de coches más grande de Europa. Un lugar por tanto para no perdérselo.

VISITAS EN GINEBRA

– Jet d’eau

Este chorro de agua de más de 140 metros de altura se ha convertido con los años en el símbolo de Ginebra. Situado en el Lago Leman. puede verse desde cualquier punto de la ciudad ya que es el chorro de agua que alcanza mayor altura en el mundo. Curiosamente comenzó siendo apenas una prueba por parte de unos ingenieros, aunque hay quien cuenta la leyenda de una tubería que se rompió y, claro, a los lugareños les gustó cómo quedaba. Cuando sopla el viento la humedad llega a casi todos los puntos de Ginebra.

– Catedral de San Pedro

Comenzó a construirse en el siglo XII y es famosa especialmente por su mezcla de estilos y por ser la iglesia en la que Calvino inició su Reforma Protestante. En el interior precisamente se conserva una silla usada por el reformador. Declarada Patrimonio europeo en el 2007, lo mejor de ella es subir hasta el tejado de la torre norte y contemplar la hermosa panorámica de la ciudad y el lago. En la iglesia encontramos también la campana Clemence, la campana más grande Ginebra con seis toneladas de peso.

– Museo de Arte Moderno y Contemporáneo MAMCO

Inaugurado en 1994, su colección permanente ofrece lo mejor del arte moderno y contemporáneo, especialmente a partir de la segunda mitad del siglo XX. El museo se distribuye en cuatro plantas y todo está organizado de manera cronológica. Asimismo hay exposiciones temporales a lo largo del año. Otro museo que hay que visitar en la ciudad es el Museo Internacional de la Cruz Roja, que cuenta la historia de la fundación de esta organización.

– Museo Barbier-Mueller

Este museo está dedicado expresamente al arte precolombino, y está considerado el único museo en Europa dedicado a tal fin. En su colección se exponen esculturas, máscaras, joyas, ornamentos decorativos y telas que van del año 1.500 a.C hasta el siglo XVI. Una manera magnífica de conocer las primeras manifestaciones culturales del continente americano. Hasta septiembre pasado había también una sede de este mismo museo en Barcelona.

– Plaza de Bourg de Four

Corazón del centro histórico de Ginebra, es la plaza más antigua de la ciudad. Cada día, especialmente en verano, se suele llenar de turistas que se sientan en las terrazas a tomar algo. En la misma plaza se halla el Palacio de Justicia y, desde una de sus calles, se contemplan las torres de la catedral. Cómo no, también se aprecia la parte superior del Jet d’eau. Ya de paso podéis hacer un pequeño recorrido por el casco antiguo, con sus elegantes tiendas, callejuelas empedradas y bistrots.

– Palacio de las Naciones

Este complejo de edificios fueron construidos entre 1929 y 1937 en el Parque Ariana, que cuenta con algo más de 45 hectáreas. Es la sede europea de la ONU, la segunda más importante del mundo tras la que se encuentra en Nueva York . Se puede realizar una visita guiada de una hora por las instalaciones del complejo, con un precio de 6,50 euros para los adultos. Desde la explanada del edificio principal puede verse el lago y los Alpes.

– Jardín Inglés

Situado en la orilla izquierda del lago, es uno de los parques más bonitos y turísticos de Ginebra. Se creó en 1854 y destaca especialmente por su Reloj de Flores, creado en 1955 y decorado con más de seis mil plantas. Es el reloj más grande del mundo en su estilo, con cinco metros de diámetro y más de 17 de circunferencia. Después del paseo podéis sentaros en la terraza a contemplar las maravillosas vistas del puerto.

Plaza del Bourg de Four

– La Iglesia Rusa

Construida entre 1863 y 1869 gracias a la enorme comunidad rusa que vivía en Suiza y la ciudad, es una típica iglesia ortodoxa rusa en la que destacan especialmente sus nueve cúpulas doradas en forma de cebolla. Llama mucho la atención por el hecho de estar junto a otros edificios de diferente estilo. Si visitáis el interior descubriréis una magnífica colección de los siglos XVI al XIX. La entrada es gratuita y en ella se sigue ofreciendo culto ortodoxo.

EXCURSIONES

A solo 7 kilómetros de Ginebra podemos tomar el funicular que nos sube al Monte Saleve, ya en territorio francés, para contemplar unas vistas impresionantes. Antes podéis hacer un pequeño crucero por el Lago Leman a bordo del histórico barco de vapor Savoie, o bien recorrer en barco el Ródano. Amén de pasear en bicicleta por los viñedos de los alrededores, otras excursiones más largas serían visitar Lausana, a solo 65 kilómetros, Montreux a 90, Annecy a 40 y Chamonix a 80. De las excursiones naturales nada mejor que recorrer el Parque Regional del Haut-Jura.

CLIMA

El clima de Ginebra se caracteriza por sus veranos cálidos y soleados, con temperaturas en torno a los 25-30 grados, e inviernos fríos con valores que pueden ir de los 10 grados a temperaturas bajo cero. Otoño y septiembre ofrece temperaturas mucho más suaves, aunque no demasiado frías ya que se sitúan sobre los 10-20 grados. Las lluvias caen durante todo el año, aunque se suelen dar especialmente en otoño. Se suele decir que no nieva en invierno, pero en los últimos años sí lo está haciendo, aunque no copiosamente.

COMPRAS

El centro histórico de Ginebra cuenta con tiendas para todos los gustos, especialmente en las calles conocidas como las Rues Basses. Además está el barrio de los anticuarios y de las galerías de arte, así como mercadillos al aire libre, como el de las flores en la Place du Molard, o el de los libros en la Place de la Madeleine. Los principales centros comerciales se hallan en la parte moderna y las afueras de la ciudad. Chocolate, relojes, navajas, artesanía, quesos, ¿qué queréis comprar en Ginebra?.

GASTRONOMÍA

Quesos, chocolates, patatas con cervelat (carne) y muy buenos vinos son algunos de los principales productos de la ciudad. Platos a probar serían los filets de perches o filetes de pescado frito; la fondue au fromage, en la que se nos ofrece varios quesos típicos suizos mezclados y derretidos en una olla con licor de cereza y vino blanco; la longeole, una salchicha de cerdo con ajo, nuez moscada y vino blanco. Para acompañar no faltarán los magníficos vinos de los viñedos de Ginebra, o bien alguna cerveza suiza. De postre chocolate suizo en sus múltiples variedades.

VIDA NOCTURNA

No se puede decir que Ginebra tenga una vida nocturna muy animada, pero algo hay. Para comenzar la noche, en el centro histórico de Ginebra encontraréis muchos bares, pubs, restaurantes y pequeñas salas de baile. Muy buen ambiente tenemos en la Plaza de Bourg de Four y en sus calles aledañas, así como en la zona de Plaine de Plainpalais, más juvenil y barata que la anterior. Más alejado del centro tenemos el barrio de Carouge, con sus bares y discotecas para la madrugada, y a orillas del lago en verano son muchas las terrazas para cenar de manera romántica.

TRANSPORTES

Es fácil moverse a pie o en bicicleta por el centro histórico de Ginebra. Si necesitáis transporte público nada mejor que la red de autobuses urbanos o los tranvías, que unen todos los puntos de la ciudad. Funcionan entre las 05.00 y las 00.30 horas, y los billetes se compran en las máquinas expendedoras que hay junto a cada parada. Los taxis son muy válidos para los recorridos nocturnos. Si queréis hacer alguna excursión por los alrededores podéis alquilar un coche, ya que el tráfico en Ginebra no es demasiado intenso.

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar a Ginebra es a través de su Aeropuerto Internacional, situado a 5 kilómetros al noroeste de la ciudad. Hay trenes, autobuses y taxis que conectan el aeródromo con el centro y zonas aledañas de Ginebra. El billete de tren vale 5 francos suizos y el taxi unos 35 francos suizos. A Ginebra también se puede llegar por carretera, tanto en autobús como en coche, o bien en tren, ya que está perfectamente comunicada con otras ciudades suizas.

ALOJAMIENTOS EN GINEBRA

Ginebra cuenta con una interesante oferta hotelera. Hay alojamientos de todo tipo, desde hoteles modernos y exclusivos hasta otros más económicos y asequibles. Si queréis reservar habitación lo podéis hacer a través del siguiente enlace: Hoteles en Ginebra.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Foto 1 Vía Trek Exchange
Foto 2 Vía Loopy Lop

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ginebra


También te interesará...

Comentarios (1)

  1. Pao dice:

    Hola! Te falto el jardín botánico y la plaza frente a las Naciones Unidas donde esta la broken chair! ademas Ginebra tiene muchas oficinas principales de organizaciones la OMS, Cruz roja, entre otras mas…

Deja tu comentario