El carácter neutral de Suiza

Suiza

Resulta curioso comprobar cómo, a diferencia de otros países situados en el centro de Europa, Suiza se ha mantenido en los últimos siglos un tanto al margen de las grandes guerras que han asolado el continente. Es famoso su carácter neutral ante estas contiendas bélicas, algo de lo que no pueden presumir otros lugares vecinos como Bélgica, Alemania u Holanda, que han sido escenario de batallas, bombardeos, asedios, etc…

Suiza es un país que se declara neutral, o lo que es lo mismo, no puede participar en ningún conflicto armado ni tampoco prestar apoyo militar a nadie. Para encontrar los orígenes de esta neutralidad hay que remontarse a las primeras décadas del siglo XVI. Durante ese tiempo la confederación helvética firma un tratado de paz tras ser derrotada en guerra por la Francia de Francisco I, tratado que permanecerá vigente hasta 1798.

Sin embargo sería en 1815, durante la celebración del Congreso de Viena posterior a la Batalla de Waterloo, cuando las grandes potencias europeas que se están repartiendo el pastel del continente reconocen la neutralidad de Suiza en el Tratado de París. Esta neutralidad no se haría definitivamente constitucional hasta 1848, lo que provocó que Suiza, por ejemplo, ya no participara en las dos grandes guerras mundiales del siglo XX.

El país suizo no puede ingresar en alianzas militares a menos que sea atacado. Sus Fuerzas Armadas solo pueden actuar en defensa propia y no pueden tomar partido en ningún conflicto internacional ni permitir el paso de fuerzas extranjeras por sus territorios. A pesar de todo, el Servicio Militar sigue siendo obligatorio en el país para todos los varones, de ahí que si viajáis a cualquier punto no os extrañe ver por las calles a algunos jóvenes vestidos de soldado.

Lo curioso del caso es que, a pesar de esta neutralidad de hace casi dos siglos, durante la Edad Media Suiza era famosa por sus soldados mercenarios. Eran capaces de luchar por dinero bajo cualquier bandera, llegando hasta el extremo de originarse el dicho de: “¿No hay dinero? Pues no hay suizos”…

Y un último detalle que sobre el carácter neutral de Suiza: es el país europeo con mayor número de armas en manos de la población civil y el tercero en el mundo con mayor cantidad por habitante, solo superado por Estados Unidos y Yemen. Esto se debe a que los jóvenes que han realizado el Servicio Militar guardan en casa las armas que les ha entregado el Estado, un derecho estipulado así en la constitución helvética.

– Artículos relacionados

Foto Vía Desde Abajo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Historia de Suiza


También te interesará...

Deja tu comentario