El raclette, queso fundido de Valais

Raclette

A la hora de hablar de la gastronomía de Suiza siempre se suelen mencionar sus quesos y chocolates como algunos de los productos estrella. Con estos últimos se elaboran muchos de los postres y dulces más tradicionales, y resulta toda una aventura, difícil de escapar de ella, pasear por las calles de cualquier ciudad y no caer en la tentación de entrar en alguna pastelería. Sobre todo porque los escaparates de las chocolaterías son para chuparse los dedos.

Pero hoy mejor nos dejamos seducir por los quesos para conocer concretamente uno de ellos: el raclette. Proviene del cantón del Valais (aunque también se puede encontrar en algunos puntos de Francia, sobre todo en la Saboya y la Bretaña) y se elabora a partir de leche cruda de vaca. El mejor raclette se come entre los meses de noviembre y febrero, tras pasar entre tres y seis meses su proceso de curación.

De todas maneras podéis comprar y comer queso raclette en cualquier momento del año. Precisamente en la mayoría de restaurantes suizos, y sobre todo en Valais, se sirve un plato tradicional llamado la raclette. Se trata de queso fundido en una parrilla eléctrica, acompañado de patatas cocidas o embutidos y con un Chasselas, un vino blanco ligero. Realmente es toda una delicia.

Dicen los propios lugareños de Valais que lo mejor para probar este tipo de queso es prepararlo al aire libre en una parrilla o al fuego, como lo hacían los antiguos pastores. Si queréis hacerlo vosotros mismos os recomendamos que fundáis el queso y lo sirváis con beicon, patatas nuevas pequeñas, charcutería variada, pepinillos y cebollitas en vinagre, ensalada o con diferentes pescados.

Al servirse caliente y derretido, por eso siempre se asegura que la mejor época para probarlo es entre los meses de noviembre y febrero. Hay muchísimas formas para preparar y servir este plato, aunque la más tradicional es la que os hemos sugerido.

La próxima vez que vayáis a Suiza y paséis por el cantón de Valais no lo olvidéis: una fondue de raclette. Ya luego nos contáis a ver qué tal.

Foto Vía Walliser Roggenbrot

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia, Valais


También te interesará...

Deja tu comentario