Hannigalp, teleférico de cuento de hadas en Grachen

Teleferico de Grachen

Ya no es el primer folleto turístico que me encuentro que habla de Grachen, en el cantón de Valais, como uno de los mejores destinos de Suiza para ir en familia. Un pequeño pueblo tranquilo y muy agradable, con una naturaleza a su alrededor de cumbres nevadas y glaciares impresionante. Un enclave que tanto en invierno como en verano ofrece cientos de oportunidades para los que vengan con niños.

Una de las opciones turísticas que tenemos aquí es subir al Hannigalp, el único telecabina temático del mundo. A los niños les encantará porque, amén de la subida y las vistas, dispone de pantallas de plasma, música ambiente y cabinas decoradas casi como de dibujos animados. Este telecabina nos sube en apenas ocho minutos hasta una cima de algo más de dos mil metros para disfrutar de unas vistas maravillosas.

El recorrido comienza a solo cinco minutos a pie de la estación de autobuses de Grachen. Este teleférico nos lleva hasta la estación de esquí y en las cabinas hay espacio para 8-10 personas. Como os decíamos, todas están decoradas al modo de un cuento de hadas. Una vez en el interior de estas cabinas hay una voz en off y las televisiones que nos siguen introduciendo en la historia, al modo de los cuentos de los Hermanos Grimm.

Un cuento que dura ocho minutos, precisamente el tiempo que se tarda en llegar a la cima. Algo que evidentemente a los más pequeños les encantará.

No es necesario ir en invierno para disfrutar de la estación de esquí y subir en estas cabinas. Tanto en primavera como en verano también nos ofrecen la oportunidad de llegar hasta la cima y contemplar uno de más de esos hermosos paisajes con los que nos brinda Suiza.

Si estáis pensando hacer un viaje con niños y aún no tenéis vuestro destino, os recomiendo sin duda Grachen. Un lugar tranquilo y en el que viviremos prácticamente dentro de un cuento.

Foto Vía Graechen

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Valais


También te interesará...

Deja tu comentario