Información de Suiza

Clima-suiza

Relojes, chocolates, quesos… castillos, montañas, ciudades históricas… Roger Federer, Tony Rominger… Palabras que se nos vienen posiblemente a la cabeza cuando alguien nos refiere Suiza. Turísticamente hablando es un país para cualquier época del año. Primavera y verano para los amantes de la naturaleza, el sol en las terrazas. Invierno para los deportistas de las cumbres nevadas y las estaciones de esquí.

Algo más de siete millones y medio de personas viven actualmente en Suiza, repartidos en un total de 23 cantones. Curiosamente, casi un millón de sus habitantes son extranjeros, entre empresarios, turistas que ya se han quedado aquí a vivir o emigrantes que encuentran acomodo laboralmente en el país.

Suiza es un paraíso para los amantes de la historia, la naturaleza y el turismo rural. Cumbres, lagos, colinas verdes y blancas, nieve, túneles… Si lo vuestro es hacer senderismo o practicar algún deporte de invierno, Suiza es ideal. Si gustáis de la tranquilidad de una ciudad histórica, a Suiza le sobran. Y si es la gastronomía la que os motiva, el sabor de boca que deja Suiza es único.

DESTINOS TURÍSTICOS

Ginebra es uno de los grandes encantos turísticos en Suiza. Su centro histórico, lleno de casas medievales, viejas iglesias, entre ellas la excelsa catedral, palacios y barrios elegantes al estilo parisino, despierta la admiración de cualquier turista. Es también una ciudad fresca y pura, con parques y jardines, y de un interés cultural muy interesante. El Lago de Ginebra, con su famoso Jet d’Eau, es otro de sus grandes atractivos.

Basilea es la ciudad de la cultura, ya que cuenta con casi 40 museos. Situada a orillas del Rhin, sus musicales, festivales y conciertos a lo largo del año ayudan a darle un carácter marcadamente cultural. Su casco antiguo no es tan hermoso como el de Ginebra, pero merece mucho la pena. La capital suiza es Berna, hermosa por su arquitectura medieval, con la catedral y el Ayuntamiento, su casco antiguo, el abrazo del río Aar y sus numerosos cafés, donde el placer se sienta a tomar algo en verano.

Otros destinos que despìertan enorme interés son Friburgo, la ciudad de los puentes (15 sobre el río Saane), una de las mejores ciudades medievales de Europa; Lausana, universitaria, con un maravilloso casco antiguo y una gastronomía exquisita; Lugano, un rincón estupendo para pasear relajadamente; Lucerna, con el Lago de los Cuatro Cantones; Saint Gallen, la ciudad de los libros y la cultura; Zurich, con sus torres puntiagudas a orillas del río Limmat; y Bellinzona o Winthertur.

La Suiza de los paisajes y las estaciones de esquí se derrama en Zermatt, Davos, Saint Moritz, Gstaad y Crans Montana. Es la Suiza de color, la de los pequeños pueblos pintorescos con casitas de madera, castillos y lagos. Entre estos grandes lagos hay que destacar los de Leman, Neuchatel, Constanza, Lugano, Maggiore y el de los Cuatro Cantones.

CLIMA

El clima en Suiza, por lo general, es moderado. En primavera y otoño las temperaturas oscilan entre una mínima de 5 grados y una máxima de 22. En verano difícilmente se alcanzan los 30 grados, rondando entre los 25 y 30, aunque de noche refresca a los 15. En invierno hace frío, ya que las temperaturas van de los -5 a los 7 grados, no superándose los 10 grados. A más altitud, más calor en verano y más frío en invierno. El sur de Suiza cuenta con temperaturas más suaves que el norte.

MONEDA

En Suiza la moneda oficial es el franco suizo, aunque en algunas tiendas, hoteles, restaurantes, etc… los precios aparecen también en euros para hacernos una idea. En algunos lugares, incluso, se acepta precisamente el euro, pero mejor llevar francos suizos. Hay monedas de 5, 10, 20, 50 rappen (céntimos) y 1, 2 y 5 francos. Los billetes son de 10, 20, 50, 100, 200 y 1000 francos. Actualmente 1 euro equivale a 1,23 francos suizos.

GASTRONOMÍA

La gastronomía suiza es muy famosa, y tiene grandes influencias de la cocina francesa y alemana. Destacan sus excelentes quesos, que se pueden tomar en fondue, la raclette o la tartaleta de queso. No olvidaros de los embutidos grisones o los pescados de los lagos suizos, especialmente el filete de perca y las truchas en Ginebra.

En cuanto a las carnes, hay muchas salchichas, la carne picada de ternera en salsa con rosti de Zurich, el jamón ahumado de Berna. Acompañad las comidas con el pan crujiente suizo y, cómo no, el vino del país.

Rosti

IDIOMA

Suiza tiene cuatro lenguas oficiales: el alemán (que lo hablan 2 de cada 3 habitantes), el francés, el italiano y el romanche. El alemán y el francés son los principales. En el norte y el centro de Suiza se habla sobre todo alemán, el francés al oeste, italiano al sur, y romanche en el cantón de los Grisones.

COMPRAS

Hay muchos souvenirs que os podéis traer de Suiza. Seguro que a muchos os suenan los clásicos quesos suizos, sobre todo el Gruyere y el Emmental, el chocolate (aconsejable comprarlo en los centros comerciales, ya que en las tiendas turísticas el precio se dispara), los relojes (tanto de muñeca como de pared y cuco), las navajas suizas (cuyo precio varía según el número de funciones que tengan). También destaca la artesanía de madera y los bordados de Saint Gallen.

ALOJAMIENTOS

En Suiza encontramos alojamientos de todo tipo, desde los hoteles exclusivos hasta los de nivel medio, pasando por los hostales y pensiones más baratos. También se lleva mucho el alquiler de apartamentos, casas de turismo rural, pequeñas granjas y el camping.

AEROPUERTOS

En Suiza hay 4 aeropuertos principales:

– El Aeropuerto de Ginebra Cointrin, situado apenas a cinco kilómetros de la ciudad.

– El Aeropuerto de Zurich Kloten, a diez kilómetros al norte de Zurich (posiblemente el más transitado de Suiza).

– El Aeropuerto Internacional de Berna, a diez kilómetros de la capital.

– Y el Aeropuerto Internacional de Basilea-Mulhouse, a 8 kilómetros de Basilea.

Imprimir