San Gall, la ciudad y su biblioteca

San Gall es una ciudad ubicada entre el Lago de Constanza y la región Appenzellerland. Una belleza de ciudad, con un centro urbano que puede recorrerse fácilmente a pie pues está cerrado al tránsito y una hermosa catedral que forma parte de un distrito que ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Este lugar se convierte entonces en el primer sitio que debemos visitar apenas ponemos un pie en la ciudad. Se trata de un complejo de edificaciones donde resalta la catedral, un edificio de estilo barroco enorme y majestuoso que encierra una de las mejores bibliotecas del mundo. Es la biblioteca del monasterio que resguarda 140.000 documentos y manuscritos producidos algunos hace 1.000 años, pero además una momia de 2.700 años de antigüedad. Por otra parte, en ella encontraremos además la sala de estilo rococó tal vez más bella de Suiza o de Europa.

El monasterio ha sido fundado por el monje peregrino irlandés Gallus alrededor del año 612 y pocos años después la congregación comenzó a respetar las normas benedictinas en relación al cuidado y contemplación de los libros en ricas bibliotecas. Así, la ciudad ha sido un centro importante a nivel cultural y merece la pena ser recorrida con mucho interés. El casco histórico está formado a su vez por otros edificios y casas burguesas de lujo con voledizos de alegres colores que datan de los siglos XV y XVIII.

San Gall puede ser el punto de partida de excursiones en coche, tren o bicicleta a los alrededores y a las regiones de Säntis y el Lago de Constanza. Pero si acaso preferís quedaros en sus calles la oferta cultural es muy variada, con teatros, galerías y museos para recorrer. Y si de comer se trata hay muchos restaurantes, desde los tradicionales restaurantes en el primer piso hasta los cafés callejeros dónde nos podemos sentar a disfrutar de los ricos platos locales.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: San Gall


Deja tu comentario