Appenzell, una típica postal suiza

Appenzell

La pequeña ciudad de Appenzell se ubica al noroeste del país, al sur del Lago Constanza. Constituye la típica postal suiza y es todo lo que uno puede imaginarse cuando piensa en los alpes y sus centros urbanos. Appenzell en particular tiene 7.000 habitantes y es el centro cultural, económico y político de su cantón, Appenzell Innerrhoden, el más pequeño de Suiza.

Como todos las ciudades del país puede visitarse tanto en verano como en invierno, dependiendo si nos gusta pasear y hacer pic-nics o los deportes invernales. Es sí un lugar remoto, pero como está bien comunicado por carretera desde Sankt Gallen y Gossau se ha convertido en un buen destino turístico para hacer excursiones de todo tipo.

Si empezamos por la ciudad lo cierto es que es muy pintoresca. Su centro está libre de coches así que podemos andar a pie entre sus callejuelas, hay muchas tiendas para hacer cualquier tipo de compras y numerosos restaurantes que nos servirán comidas típicas. Las casas están adornadas con pinturas y para empaparnos de la historia del lugar tenemos en el ayuntamiento municipal el Museo Appenzell y también un museo privado llamado «Im Blauen Haus».


Appenzell

En la ciudad entonces es dónde podemos conseguir sourvenirs clásicos de Suiza, así que es una buena oportunidad para llenar el bolso con ellos y olvidarnos de los regalos por un buen rato. Una vez recorrida nos queda el bello entorno así que podemos subir al funicular hacia Ebenalp (a 1.644 metros) que en 15 minutos nos mete de lleno en las montañas y sus bosques. Allí podemos visitar un par de cuevas antiguas y la iglesia «Wildkirchi», metida entre las rocas de una manera prodigiosa.

Santis

Allí arriba estamos a las puertas de muchas excursiones: senderismo por caminos naturales, ala-deltismo o trepar en la telecabina al Monte Säntis. Esto en verano, en invierno prima el esquí pero de todas formas es un sitio muy tranquilo y no hay el típico alboroto invernal de otras zonas.

Vía: Viajes a y Skiers Lounge

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Appenzell


Comentarios (1)

  1. celia dice:

    Googleando el nombre de APPENZELL encontré esta página, y experimenté una gran emoción.
    Si bien mis bisabuelos Eugster y Sturzeneger vinieron de allí (APPENZRLL) a fines del 1800, no tengo ningun lazo de comunicacion con parientes de allí, y estoy en la incipiente tarea de hallar hilos que me lleven a mi ancestros.
    Albergo la esperanza de conocer suiza y especialmente estos paisajes «arcadicos» que parecen imposibles en el mundo actual.
    GRACIAS POR ESTA EMOCION!!!

Deja tu comentario