- Sobre Suiza - https://sobresuiza.com -

La vida familiar en Suiza

¿Cómo son las familias en Suiza?. ¿Siguen el patrón general de Europa o son distintas?. ¿Cómo sería casarse con un suizo o suiza y vivir allí?…

Bueno, en líneas generales no es un país muy distinto a otros países del primer mundo: los novios se casan rozando los 30 años porque le dan prioridad al trabajo y a su profesión, así que cuando llegan los hijos no lo hacen en cantidad: 1 o dos es la norma habitual.

Si comparamos Suiza con otros países de Europa notamos que aquí hay menos hijos ilegítimos, aunque esta realidad ha estado cambiando los últimos años. Parece que las parejas no creen que hace falta casarse antes de tener un hijo y de acuerdo a estadísticas, mientras a fines de la década de los 90 los hijos naturales eran solo un 8%, en 2005 el porcentaje trepó hasta el 13,7%. Esto significa que más de la mitad de los recién nacidos proviene de padres solteros. Pero vamos, que estamos en Suiza así que hay leyes que aseguran un trato equitativo a padres casados como solteros.

Además, hay muchos divorcios. De acuerdo a la tendencia actual uno de cada dos matrimonios terminará en divorcio. ¿Y esto por qué es?. Hay varios factores, la sociedad moderna, la independencia económica de la mujer y el hecho de que el trabajo y su propio dinero hacen que soporte menos las exigencias de su pareja. Y lo que se observa hoy es que están creciendo los matrimonios con mujeres provenientes del este de Europa: casi 1 de cada 4 suizos se casa con una extranjera (antes eran asiáticas o sudamericanas, hoy son ex soviéticas).

El caso es que los jóvenes viven mas tiempo en casa de sus padres, les resulta caro mudarse solos, y cuando lo hacen con sus respectivas parejas se casan grandes y tienen los hijos entre los 29 y 33 años. Las leyes suizas no eran muy generosas con las madres (durante la licencia las empresas no tenían la obligación de pagarles nada), pero desde 2005 las cosas han cambiado y ahora les pagan el 80% del salario durante las primeras 14 semanas después del parto.

Pero aún así, la nueva vida familiar, los problemas de espacio, las casas caras, las pocas guarderías disponibles y baratas y el horario escolar que no se adapta al de las madres que trabajan, siguen complicando la maternidad y con ello, pues el nacimiento de más bebés suizos.