Lugares extraños para dormir

Monasterio en Suiza

En Suiza hay varias opciones para hospedarse y pasar la noche: hoteles y albergues son las más comunes pero lo cierto es que hay otros sitios, más pintorescos y originales, que pueden resultarle atractivos al turista que quiere algo distinto. ¿Cómo cuales?

Bien, hay varias opciones y una de ellas es dormir en un monasterio. Así es, siempre están ocupados y son bastante populares. Hay monasterios y conventos que reciben turistas, aunque al estancia debe ser breve y claro, son sitios especiales para los turistas que adoran el silencio y quieren relajarse y conocer la vida de los monjes de cerca.

Es recomendable, ¿cuántas veces en la vida dormiremos en un sitio así?… Podemos elegir entre la Abadía Benedictina en Disentis, el Monasterio de Fischingen, el de Einsiedelm en Suiza central que tiene 1000 años, el de Moutathal, un convento franciscano, el convento de la Maigrauge, el Monasterio St. Johan, el Convento de las Agustinas Santa María y muchos más.

Por otro lado, si somos gente «ecológica» también tenemos lugares especiales donde prima el medio ambiente y la vida saludable. Aquí tenemos hoteles con compromiso mediomabiental que no consumen mucho energía, están construidos con ciertos materiales y ofrecen alimentos de huertas orgánicas; el Hotel Möschberg, el Lihn Ferien & Seminare, el Gasthaus Rössli, el Balance y el Hotel Sass Da Grüm entre otros.

Para los más excéntricos también hay opciones, pues Suiza ofrece dormir en remolques, en un campo de maíz, en un establo, en una cama de paja, o en aldeas de simpáticos iglús de lujo. También hay vagones de tren, cuartos en cárceles, castillos, casas mongolas, barriles, un hotel en un árbol o en silos que ofrecen excelentes atmósferas.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica


También te interesará...

Deja tu comentario