Las religiones existentes en Suiza

¿Qué religión profesan los suizos?… Bueno, en exclusividad ninguna, pero en el país conviven armoniosamente las principales religiones del mundo desde hace siglos. Aquí hay tolerancia, respeto y bastante discreción en los cultos y prácticas, y lo cierto es que con el correr de los tiempos el escenario religioso se ha ido enriqueciendo y han aparecido numerosas comunidades religiosas nuevas.

A saber, tenemos en Suiza más de tres millones de católicos y con esta cantidad podemos decir que es la comunidad religiosa más importante del país. Pues sí, es la religión dominante en la mayor parte de los cantones rurales y en las ciudades que a comienzos del siglo XX recibieron inmigración del sur de Europa.

Le sigue la Iglesia Protestante con alrededor de 2,7 millones de feligreses ya que no hay que olvidar que el país es importante en la historia de esta corriente cristiana con Calvino y Zwingli a la cabeza.

El tercer lugar lo ocupa la Iglesia Ortodoxa, principalmente en la zona del Lago de Ginebra, una iglesia que ha sabido triplicar sus seguidores en las últimas décadas y que hoy cuenta con el 1% de la población suiza.

También hay judíos en las zonas de habla alemana y francesa e importantes comunidades judías están ya asentadas en varias de las principales ciudades suizas, con su propia infraestructura e instituciones educativas.

Por otro lado el Islam también está presente con más de 150.000 personas que lo siguen, entre ellos jeques y emires multimillonarios que han elegido este país bien para vivir, bien para pasar las vacaciones o hacer sus compras de lujo.

Por último, en Suiza también vive un grupo pequeño de no más de 150.000 personas que profesa el «Zoroastrianismo» y por supuesto, hay budistas y confucionistas, principalmente en Zurich y Berna, donde los ciudadanos han comenzado a volcarse a estas religiones orientales en busca de algo que las religiones tradicionales de occidente no les brindan.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica


También te interesará...

Deja tu comentario