El Castillo d’Aigle en el valle del vino

Castillo d'Aigle

Suiza tiene varios castillos espectaculares y una verdadera joya es el Castillo de Aigle ubicado en el pueblo del mismo nombre y al pie de los Alpes Vaud, a 40 km de Lausanne y a 40 km de Martgny. Fue construido bajo el gobierno de los Savoy y por la familia d’Allio a finales del siglo XII. Se quemó por completo en 1475 y entonces fue reconstruido y rediseñado para servir como defensa y también como residencia del alguacil del pueblo durante los años que la zona cayó bajo dominio bernés.

Posteriormente, en 1798 el castillo volvió  a manos locales y se convirtió en la prisión del pueblo hasta bien entrado el siglo XX (1972) cuando no había personal guardiacarcel y todos los prisioneros debieron ser trasladados.  Hoy el hermoso ejemplo de arquitectura medieval alberga dos museos, el Museo del Vino y el Museo de la Etiqueta y un atractivo restaurante.

El primero de ellos no está ubicado dentro del castillo sino en La Maison de La Dîme justo enfrente de la entrada principal del castillo. Aquí funciona el restaurante donde es genial poder sentarse a almorzar un día soleado porque tiene una terraza externa maravillosa.

Museo en el Castillo d'Aigle

En la parte de arriba del restaurante funciona el Museo de la Etiqueta que exhibe miles de marcas de más de 52 países y que van desde mediados del siglo XIX hasta mediados del XX. Es un museo pequeño que se recorre rápidamente pero que sirve de puntapié inicial para salir, atravesar las puertas del Castillo d’Aglie y meterse en su historia.

En el patio anterior se compra el ticket que sirve tanto para el castillo como para el museo que alberga. Con el ticket nos entregan un papel con el diagrama del castillo y las habitaciones numeradas así podemos saber para qué servía cada una: 17 en total son las que se exhiben e incluye una galería de arte, la bodega de vinos con herramientas, copas, garrafas y demás, habitaciones privadas y una pintoresca reproducción de una taberna del siglo XVII.

Visitar este castillo es zambullirse en la historia vitivinicultora de Suiza. Está ubicado a solo 15 minutos de caminata desde la estación del tren y aunque a la base de la colina podemos llegar en tranvía electrico o en coche, hay que caminar sí o sí hasta arriba. Construido para proteger la entrada al Valle de Aigle, el castillo y el pueblo ofrecen paisajes estupendos. Está abierto de abril a octubre.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Suiza


También te interesará...

Comentarios (1)

  1. francisco garrido garrido de cartama malaga espana dice:

    quiero visitar en agosto

Deja tu comentario