- Sobre Suiza - https://sobresuiza.com -

Encanto italiano en el valle de Puschlav

El valle mas meridional de los 150 valles que están en la zona de los Grisones es el de Pluschlav, pegado a la frontera con Italia y con paisajes muy variados. El valle está a unos 25 kilómetros en línea recta desde los glaciares de la cordillera Bernina hasta la zona de viñedos de Veltlin y en estos kilómetros hay muchos paisajes hermosos a los que se suman algunos pequeños pueblos que con sus edificios, iglesias y palacios aportan lo suyo al encanto general de la región.

¿Cómo llegamos hasta aquí? Bueno, en inverno es un poco mas complicado pues debido a la nieve la carretera por el puerto de Bernina suele estar cerrada, pero si es verano este es el mejor camino pues la ruta desde San Mauricio hasta el Puschlav y el pueblo italiano de Tirano quita el aliento con el paisaje de los glaciares Morteratsch, Lagalb, Diavolezza y Palü más las altas montañas y el lago di Poschiavo. Pero si no queremos conducir o es invierno siempre se puede llegar aquí en un tren de cremellera que recorre una ruta muy escarpada y estrecha.

Bien, que el centro del valle es la ciudad de Poschiavo, un sitio con mucho aire italiano ya que debido a que la frontera está a la vuelta de la esquina aquí viven muchos inmigrantes y descendientes de inmigrantes. Poschiavo tiene muchas casas señoriales en el pintoresco barrio de Spaniolenviertel repleto de casas de colores y es encantador recorrer sus calles y probar las exquisiteces locales, sin perder de vista las castañas, el cultivo tradicional de la región.

Pero además del pueblo los alrededores invitan a caminar, andar en bicicleta, recorrer la reserva natural Val di Campo con sus lagos azules, los glaciares enormes de Cavaglia, a practicar esquí en invierno o deportes acuáticos en verano. Y si nos gustan los trenes, pues hay que hacer el trayecto entre San Mauricio a Tirano en los trenes Rhätische Bahn y pasar por el viaducto circular de Brusio con su famosa curva de 360º.