La Iglesia Colegial, en Neuchatel

iglesia colegial

A orillas del lago del mismo nombre se alza la ciudad de Neuchâtel, una ciudad de origen medieval que creció alrededor de un castillo construido en 1011 por Rudolf III de Burgundy y que ha tenido gobernantes de distintas casas reales a lo largo de su historia como una rica y activa ciudad comercial. Junto al castillo entonces hoy podemos ver una imponente iglesia medieval que hoy oficina de edificio del gobierno.

Se trata de la Iglesia Colegial, una iglesia fundada en 1276 que era el hogar del Colegio de Cánones y estaba consagrada a la Virgen. Primero fue católica y después, con la reforma, se volvió sede del culto protestante. La arquitectura es muy hermosa e impresiona ya en la entrada cuando uno se detiene a observar las dos estatuas talladas dentro de las columnas en la puerta principal del enorme edificio de tono amarillo.

Dentro, hay muchos rincones maravillosos. Tenemos la sala del coro de estilo romanesco resguardada en la parte norte por el Monumento de los Condes, un grupo de tumbas con muchas estatuas que fueron ordenadas por el conde Louis en 1372 con piezas reutilizadas de otras tumba. Este monumento tiene algunos hermosos frescos y es uno de los monumentos góticos mas hermosos de Suiza, además de ser el único monumento de este estilo que puede verse fuera de Italia.

iglesia colegial

El Monumento a los Condes contiene quince estatuas casi de tamaño natural de varios caballeros y damas del pasado de la ciudad de Neuchâtel, enmarcadas todas en arcos del siglo XV y gabletes. Además, la iglesia tiene un órgano muy interesante dividido en dos secciones, uno de los cuales está metido en un rincón por sobre los asientos de la nave.

Durante el siglo XIX la iglesia sufrió algunas modificaciones y renovaciones importantes y muchas de las decoraciones interinas pertenecen a este período, pero sin lugar a dudas cualquier visitante de la ciudad no puede perder se este templo religioso que abre todos los días de 8am a 6pm.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Neuchâtel


Deja tu comentario