El celofán, un invento suizo

celofan 1

En tiempos de mi abuela la industria química no estaba tan desarrollada como ahora y la gente no usaba ropa de telas sintéticas ni tanto plástico sino los materiales más clásicos y nobles: la lana, la madera, el metal, el algodón y el papel.

Mi abuela iba a la tienda y los fideos, la harina, el azúcar o los caramelos se envolvían en papel aunque eso ya estaba cambiando y ella no lo sabía.

El celofán se lo debemos a un suizo. Así es. Esa película delgada, flexible, transparente y muy resistente fue inventada a comienzos de siglo por un ingeniero textil llamado Jacques É. Brandenberger. Corría el año 1908 y este hombre estaba un buen día sentado a la mesa de un restaurante. Mientras comía, vuelca con querer su copa de vino sobre el mantel y el hecho de que la tela absorbiera el líquido tan rápidamente y con resultados tan costosos para el establecimiento (cambio de mantel, lavandería), hizo que comenzara a preguntarse… ¿no debería haber telas impermeables?

Entonces, puso manos a la obra y empezó a trabajar en un material que pudiera aplicarse sobre la tela. El resultado fue el celofán, aunque no logró que éste se mantuviera adherido a la tela y entonces comenzó a pensar en otros usos.

¿Qué es el celofán? Es un derivado de la celulosa, un polímero elaborado a base de fibras de madera y cáñamo o algodón que reciben cierto tratamiento ácido. Brandenberger estaba feliz con su descubrimiento pues el celofán era bastante impermeable, tanto a las bacterias como a las grasas, y biodegradable así que apenas cuatro años mas tarde una fábrica de dulces estadounidense comienza a utilizarlo para envolver sus golosinas. La empresa Whitman importó celofán hasta 1924 y después la famosa DuPont comenzó a fabricarlo en su propia planta en el país del norte.

Hoy el celofán continúa fabricándose y ha tenido muchos usos aunque con el tiempo y el nacimiento de otros polímeros ha perdido un poco su trono. Pero bien, que al suizo Jacques Brandenberger le debemos ese elemento tan cotidiano en nuestras vidas.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Suiza


Deja tu comentario