Occidente del centro de Berna, breve recorrido

Casinoplatz en Berna

De todas las ciudades de Suiza, los turistas usualmente mencionan a Berna como una de las más románticas y más encantadoras. Y es que sus calles, entre las que se destacan las de su centro histórico, puedes sentir una tranquilidad única, por lo que tomar una caminata por sus calles empedradas y rodeadas de edificaciones de piedra arenisca, sea uno de los mejores planes que puedes hacer.

El centro histórico de Berna está dividido entre el oriental y el occidental, y aquí te menciono algunos lugares que puedes visitar en este último.

Lo primero que tienes que hacer es llegar a la Catedral principal y a unos cien metros hacia el occidente puedes ver el llamado Casinoplatz, que como su nombre lo indica es un casino, aunque allí también se presentan espectáculos y conciertos de calidad, por lo que te recomiendo preguntar que presentan en los días que estás en la ciudad.

Muy cerca de allí puedes ver la imponente presencia, en todo el centro del casco histórico, el llamado Zytglogge, Zeitglockenturm o la Torre del reloj, que se ha convertido en todo un símbolo de Berna. Y justo detrás de este lugar puedes ver un monumento que causa pesadillas a algunas personas, que es la Fuente del Ogro o Kindlifresserbrunnen, que data del siglo dieciséis y que muestra a un hombre devorando a un bebé.

Fuente del Ogro o Kindlifresserbrunnen en Berna

A pesar de lo que esta imagen muestra, los visitantes no tienen reparos en ir a visitarla y hasta fotografiarla, ya que es parte del atractivo del lugar. Un poco hacia el norte puedes encontrar la Granería o Kornhaus, que en la actualidad tiene algunas oficinas y un bar muy popular en el que te puedes sentar a beberte algo y a descansar un poco, algo que a estas alturas agradecerás mucho.

Detrás de esta histórica edificación esta la Iglesia Francesa o Französische Kirche, que es la más antigua de toda la ciudad y que en sus orígenes perteneció a un monasterio dominicano del siglo trece. Si quieres puedes seguir a visitar su pequeño, pero hermoso interior, entre los lunes y los sábados de nueve a once de la mañana y de dos a cinco de la tarde, que ha sido renovado, pero mantiene detalles originales como sus pinturas al fresco de finales del siglo quince.

Foto 1 Vía: naturalbornstupid
Foto 2 Vía: Daniele Muscetta

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Berna


También te interesará...

Deja tu comentario