Le Locle, relojes y molinos

Le Locle

En el cantón de Neuchatel, en el noroccidente de Suiza, encuentras la ciudad de Le Locle que se ha hecho famosa por ser un centro de la industria relojera y por los atractivos culturales que ofrece.

A pesar de que por su tamaño no tiene una gran cantidad de atracciones para visitar, si vale la pena recorrerla uno o dos días, en los que tendrás tiempo para saber porque muchos turistas se enamoran de ella.

Esta ciudad la encuentras a sólo ocho kilómetros de La Chaux de Fonds, por lo que es un destino de un fin de semana para los turistas que van a esa ciudad que es un poco más grande. Se dice que este lugar nació la relojería suiza tal y como la conocemos en la actualidad, con su gran calidad y reconocimiento, en el siglo dieciocho cuando el visionario Daniel Jeanrichard empezó con ella.

Y como recuerdo de este nacimiento de una de las industrias más famosas de Suiza, uno de los atractivos culturales de Le Locle es el Musée d’horlogerie, que está en el Chateau de Monts en una de las partes más altas de la ciudad. Allí puedes ver varios espacios en donde se exhiben una buena cantidad de relojes, algunos de los que datan del siglo dieciocho, y que están abiertos de martes a viernes de 10 de la mañana a 5 de la tarde de Mayo a octubre y de 2 a 5 de la tarde de noviembre a abril.

También en las cercanías de esta población, a unos dos kilómetros hacia el occidente y justo al lado de la frontera con Francia, están los molinos subterráneos de Col-des-Roches. Estos molinos están una cueva a pocos minutos de la ciudad y son antiguos, pero están restaurados y son de diversos tipos, por lo que puedes ver algunos para moler granos y otros para hacer aceite, entre otros.

El lugar donde están los molinos está abierto todos los días desde mediados de junio hasta mediados de septiembre de 10 de la mañana a 5:30 de la tarde, y desde mayo hasta mediados de septiembre de 10 de la mañana hasta el mediodía y de 1:30 hasta las 5:30 de la tarde. Los molinos están dentro de unas cuevas que fueron hechas a mediados del siglo diecisiete para sacar ventaja del flujo de agua que por allí pasaba y que hacía que funcionaran eficientemente.

Foto Vía: gali367

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Neuchâtel


Comments are closed.