El Día de la Ascensión en Suiza

Beromunster

Resulta curioso que el Día de la Ascensión, una tradición cristiana que se celebra 40 días después de la Resurrección de Cristo, se celebre en Suiza por igual tanto en los cantones católicos como en los protestantes. No hay diferencias. El jueves que toque (según el calendario cada año es distinto) todos los suizos se lanzan a las calles para vivir una de las fiestas más populares del país.

Una fiesta que tiene sus orígenes a principios del siglo XVI, cuando se llevaba a cabo una procesión para dar gracias por las buenas cosechas del año, y en la que también se pedía por la próxima y por la salud y felicidad de cada hogar. Esta tradición religiosa se ha ido perdiendo con el paso de los siglos, de ahí que ahora se celebra también por igual en los territorios protestantes.

Hay algunas de estas tradiciones bastante curiosas durante el día de la Ascensión. Entre ellas la del cantón de Baselbiet, donde se recorre una parte de la frontera acompañados por un representante de las autoridades y una banda de música. Previamente el alcalde habrá dado la bienvenida a los participantes desde el ayuntamiento (en algunas ciudades se celebra una misa por la mañana) y tras la caminata se vuelve para disfrutar de una comida en común.

Lucerna es otro gran ejemplo de que esta Fiesta de la Ascensión ha pasado a ser más popular que religiosa. Allí tiene lugar la Auffahrtsumritt o Cavalcade, una gran cabalgata que recorre las principales calles de la ciudad.

En Beromunster, 25 kilómetros al norte de Lucerna, tiene lugar otra de las tradiciones más antiguas del Día de la Ascensión en Suiza. Esta sí de claro componente religioso. Durante la madrugada un gran grupo a caballo formado por el clero local y otras autoridades religiosas además de una gran cantidad de creyentes y una banda de música sale de la ciudad para dar una vuelta por los alrededores.

El sacerdote de Beromunster lleva en sus manos el Santísimo Sacramento, que es escoltado por el resto. Durante la ruta van parando en diferentes lugares, donde se leen algunos textos bíblicos. Una vez vueltos a Beromunster comienzan a repicar las campanas de la iglesia, en una tradición que se remonta al siglo XV y que cada año atrae a más turistas.

El Día de la Ascensión en Suiza es un momento del año más que interesante para visitar este país y conocer algunas de sus costumbres más tradicionales.

Foto Vía Lebendige Traditionen

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Fiestas


También te interesará...

Deja tu comentario