El Castillo St. Marie, en Lausanne

Castillo st-marie

En la ciudad de Lausanne, sobre la orilla del lago de Ginebra y realmente cerca de la ciudad francesa de Évian les Bains está el Castillo St-Marie, justo en el borde del casco histórico. Está aquí desde el siglo XVI y fue construido por los obispos de la ciudad para protegerse de la gente de Berna y Friburgo que en su momento estaban en contra del poder eclesiástico. Por ende, el castillo era defensivo.

El castillo no se construyó en un suspiró y los trabajos duraron desde 1397 hasta 1407, de todas formas relativamente poco para la época, y está hecho con macizos ladrillos de piedra caliza. Cuando finalmente los obispos perdieron su poder el castillo pasó a convertirse en la residencia de los nuevos señores de la ciudad, los alguaciles.

Las peleas por la independencia de Lausanne y todo el cantón de Vaud fueron encabezadas por Jeann Davel, quien murió asesinado en 1723. Hoy hay un memorial frente al mismo castillo y el edificio ha pasado a ser la sede de las autoridades del cantón.

Lausanne

Por esa causa no es que podamos llegar y entrar a recorrerlo, pero sí podemos apreciarlo desde afuera y maravillarnos pensando que ha sido y es centro del poder en la ciudad desde hace siglos. La forma más interesante de acercarse hasta sus muros es escalar los 160 escalones de piedra hasta la misma catedral. Una caminata por las calles medievales mientras vamos subiendo brinda las mejores postales de la ciudad de Lausanne a los pies del castillo y del lago.

Sí, se trata de hacer un poco de ejercicio para ver la ciudad desde cierta distancia y altura, caminar por las antiguas calles medievales y poder contemplar más de cerca la fachada y los muros del Castillo St-Marie, ya que al ser sede del gobierno no podremos ingresar.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Lausanne


También te interesará...

Deja tu comentario